Los Países Bajos: abriendo el camino para el Acceso Abierto

Por
Acceso abierto en Paises Bajos

Las investigaciones científicas financiadas con recursos públicos deberían ser de libre acceso. Con este principio básico en mente, en el 2014, los holandeses iniciaron negociaciones con ocho grandes editores académicos, nacionales e internacionales, las cuales ya han dado fruto. Holanda es el país con mayor crecimiento en términos de acceso abierto en el mundo. A nivel mundial, Holanda es incluso considerada un agente de cambio que está abriendo el camino para otros países con las mismas aspiraciones.

Las universidades holandesas creen que todos deben tener acceso abierto a los artículos académicos. Después de todo, la mayoría de las investigaciones son financiadas con recursos públicos. El acceso abierto les permite a los investigadores difundir sus resultados a un público más amplio, lo cual puede beneficiar a toda la sociedad.

El gobierno holandés también se muestra claramente a favor del acceso abierto. El Secretario de Estado para la Ciencia quiere trabajar para que el 100% de las publicaciones para el 2024 sean de acceso abierto en Holanda, según anunció en su carta a la Cámara Baja del Parlamento holandés con fecha del 15 de noviembre del 2013.

En su lucha por el acceso abierto, las universidades están negociando las suscripciones a revistas con grandes editoriales, las que también se conocen como negociaciones “big deal”. Durante cerca de diez años, estas suscripciones han sido ofrecidas por los editores en paquetes. La Asociación de Universidades de los Países Bajos (VSNU, por sus siglas en holandés) ha indicado que las universidades sólo prorrogarán los contratos de suscripción con la condición de que los editores estén dispuestos a tomar medidas serias hacia el acceso abierto. Contrario a la práctica habitual, la VSNU y UKB —un consorcio de trece bibliotecas universitarias holandesas y la Biblioteca Nacional de los Países Bajos— llevaron las negociaciones al más alto nivel administrativo. Si bien normalmente se espera que las juntas de las bibliotecas se reúnan con los editores, ahora lo hacen tres presidentes de la Junta Ejecutiva: Gerard Meijer (de la Universidad Radboud de Nijmegen), Koen Becking (de la Universidad de Tilburg) y Jaap Winter (de la Universidad Libre de Ámsterdam), quienes negocian en nombre de la VSNU, con el mandato de todas las universidades y bibliotecas universitarias. Esto significa que se presta atención a este tema al más alto nivel administrativo desde el principio. Los negociadores de la VSNU tuvieron el privilegio de ser elegidos para negociar con los editores en nombre de todas las universidades de investigación y universidades de ciencias aplicadas en los Países Bajos, todas las bibliotecas universitarias y la Biblioteca Nacional de los Países Bajos (KB). En otras palabras, en nombre de los Países Bajos en su conjunto.

Aunque también existen formas de negociación colectiva mediante consorcio en otros países, a menudo toma una forma diferente. A veces, los consorcios negocian por regiones, como en España y América. En Francia, por ejemplo, el propio gobierno negocia en nombre de las universidades. El Reino Unido y Austria usan técnicas de negociación colectiva en las que se establecen organizaciones representativas para este efecto. El modelo de negociación holandés hizo posible impulsar esta importante cuestión, lo que, acompañado de un apoyo político claro, fortaleció considerablemente el poder y la posición de los negociadores en la mesa de negociación.

Los principios del equipo negociador holandés eran tan claros como el agua desde el principio y los mismos no se verán comprometidos. Por ejemplo, a los ojos de las universidades holandesas, la transición hacia el acceso abierto debe ser neutral en términos de presupuesto. Esto significa que no queremos pagar extra por la publicación de acceso abierto.

Los editores han respondido de forma variada, ya que el acceso abierto constituiría un cambio drástico en el modelo de negocios existente. Algunos editores quieren hacer el cambio de inmediato, mientras que otros están dispuestos a hacerlo a pasos más pequeños. Sin embargo, ha sido posible llegar a acuerdos con varias editoriales, tales como Springer, Wiley, Sage y Elsevier. El último acuerdo, un contrato de cuatro años con Wiley, les permite a los autores de correspondencia holandeses presentar publicaciones ilimitadas de acceso abierto en revistas híbridas de Wiley (cerca de 1400). Por otra parte, estos autores individuales no se enfrentan a costos adicionales. Bajo el antiguo sistema, los académicos estaban obligados a pagar una suma adicional de dinero por la publicación de acceso abierto de un artículo que habían escrito, además de los costos de suscripción que las universidades ya estaban pagando por el acceso a las revistas de Wiley.

Los países vecinos se están beneficiando del camino que está tomando Holanda, ya que crea conciencia (política) y promueve mejores prácticas. También anima a otros países a avanzar en el ámbito del acceso abierto, lo que a su vez ayuda a los Países Bajos a seguir desarrollándose. Esta reciprocidad es necesaria porque no todos los editores están convencidos de que ha llegado el momento del acceso abierto. La presidencia holandesa de la UE en el 2016 podría ayudar a estimular su desarrollo en toda Europa.

Las negociaciones holandesas no han pasado desapercibidas. “Holanda lidera la iniciativa europea de llevar las revistas hacia al acceso abierto”, fue un título de la revista Nature del 6 de enero del 2016. En este artículo, el autor afirma que “los Países Bajos están liderando lo que se espera sea un esfuerzo paneuropeo en el 2016 para impulsar a los editores académicos hacia modelos de negocio de acceso abierto”.

El tren ha dejado la estación y los holandeses tienen el camino claro para lograr su objetivo. ¡Ya no hay marcha atrás!

Robert van der Vooren

Director del programa de Acceso Abierto de la Asociación de Universidades de los Países Bajos (VSNU). E-mail: vandervooren@vsnu.nl

Comentarios